Es una expedición única en el mundo, donde se puede acampar en las comunidades indígenas zapatistas.

Es una gran oportunidad para disfrutar de las bellezas naturales menos conocidas de nuestro país.

Es una expedición y no una carrera, cada participante lleva su ritmo teniendo cada día un tiempo límite por su seguridad y la de los demás.

No se necesita participar en equipo, puedes ir solo ¡se vale! porque creémos que es un magnífico lugar para encontrarnos a nosotros mismos.

Las rutas son diferentes cada año.